Olivas o aceitunas ¿en qué se diferencian?

Para muchas personas, olivas y aceitunas significan lo mismo. Sin embargo, esto no es del todo cierto, puesto que existen diferencias entre una y otra. ¿Quieres saber cuáles son? Sigue leyendo.

¿Cuándo se utiliza el término aceituna?

Según el diccionario de la Real Academia Española (RAE), aceitunas y olivas fungen como sinónimos. Ambas se refieren al fruto que nace del olivo, independientemente del color que este tenga (verde o negro), la variedad o la región de la que provenga.

Además, también es cierto que en algunas regiones se utiliza únicamente la palabra oliva para referirse al fruto del olivo. En todo caso, los expertos conocedores de aceitunas señalan que lo mejor será utilizar la palabra aceitunas solo cuando nos referimos al fruto proveniente del árbol olivo.

Entonces, a ese fruto verde o negro que nos encanta le llamaremos aceitunas, mientras que oliva será lo que te explicaremos a continuación.

¿Cuándo se utiliza el término oliva?

Si bien el diccionario de la Real Academia Española (RAE) establece que aceituna y oliva son sinónimas, también es cierto que hay una distinción. Esta diferencia es manejada por aquellos que conocen bien del tema.

Cuando hablamos de oliva nos referimos al árbol del cual obtenemos las aceitunas. Esta distinción se hace, sobre todo, para evitar la cacofonía que se puede dar al momento de combinar “aceite de aceituna”. Por ello, nace como denominación oficial la opción “aceite de oliva” para referirse al producto que se extrae del fruto del olivo, la aceituna.

¿Cuál es la etimología de olivas y aceitunas?

El origen de la palabra aceituna es árabe hispánico, es decir, de la lengua derivada del árabe clásico. Esta lengua, a su vez, derivó del arameo y significa “pequeño aceite”. La palabra aceituna se refiere al fruto del olivo como un recipiente pequeño que contiene aceite.

Por su parte, la palabra oliva tiene sus orígenes en el latín. En este idioma oliva se convirtió en el sustantivo utilizado para referirse al fruto proveniente del olivo. A su vez, se convirtió en una palabra genérica para hacer mención a la sustancia viscosa que producen las olivas cuando se exprimen.

Cómo utilizar correctamente las olivas y aceitunas

Si tienes un olivo y quieres aprender a utilizar correctamente los frutos que obtienes de él, este apartado es para ti. Aquí aprenderás a hacer tu propio aceite de oliva y hasta preparar aceitunas en salmuera.

Lo primero que debes saber es que las aceitunas, a diferencia de otros frutos, no se pueden consumir directamente de la planta. Estos frutos requieren un proceso de preparación previo a su consumo, pero te aseguramos que el resultado vale la pena.

Para convertirla en aceite tendrás que triturarlas con todo y el hueso. Luego debes batirlas para conseguir una masa homogénea, prensar la pasta obtenida y finalmente realizar el decantado, que es separar el aceite del alpechín (el líquido oscuro que contiene las aceitunas).

Para la salmuera, solo tienes que cubrirlas con agua, agregar sal gruesa y dejarlas en un lugar aireado durante cuatro semanas. El resultado, unas ricas aceitunas con delicioso sabor salado.

Y si te encanta este fruto y no puedes esperar a consumirlos, te recomendamos visitar nuestra tienda virtual. Aquí encontrarás una gran variedad de aceitunas, cultivadas por agricultores locales y a un precio muy económico.

Comentar

Whatsapp Chat
Enviar Whatsapp